18
May
08

Tierra Cero

Algun@s ya sabréis que me fui hace unas semanas a trabajar a Madrid a un estudio de animación (Ilion), los que no lo supieseis os lo cuento ahora ya que fue todo muy rápido, desde que la empresa contactó conmigo por primera vez (y por sorpresa) hasta que llegué a Madrid pasaron sólo unos 10 días así que no tuve tiempo de avisar a todo el mundo. Tuve que dejar el Master a medio terminar aunque espero que cuando me asiente en Madrid pueda continuar haciendo los trabajos del Master para intentar aprobar el máximo número de asignaturas posible.
Llegué el domingo 20 de abril sobre las 20h a Madrid y empezaba a trabajar al día siguiente en el estudio que está en Alcobendas. En Ilion están (aunque ahora mejor debería decir estamos) trabajando en una película que se estrenará antes del verano del año que viene. La película en cuestión se llama Planet 51 y va de un astronauta que aterriza en un planeta que se cree desierto pero al llegar allí se da cuenta de que allí vive “gente” y hasta aquí puedo leer ya que no quiero acabar en la calle a las primeras de cambio, si estáis interesados en saber más buscar en la web del estudio (www.ilion.com) o por Internet que encontrareis más cosas. A los que les interese cuál es exactamente mi trabajo allí os diré que trabajo de character scene composer, sé que no queda muy claro qué es eso exactamente pero me costó un par de días entenderlo por encima así que no pretendáis que os lo explique en un par de líneas así que darme un poco de tiempo para asentarme y ya lo explicaré con más detalle.
Había visitado Madrid hacía bastante tiempo y por aquel entonces lo hice en plan turista así que se puede decir que esta era mi primera visita seria a la Meseta. Básicamente Madrid no se diferencia demasiado de Castellón si no fuera por la cantidad de gente que hay, los monumentos, la cantidad de gente, el metro, la cantidad de gente, las calles, la cantidad de gente, el tráfico, la cantidad de gente, las tiendas, la cantidad de gente, los turistas, la cantidad de gente, los edificios y lo que es más importante…la cantidad de gente que hay. El metro y la gente se merecerían un capítulo aparte ya que es lo que más me llamó la atención cuando llegué, como diría el cantante de los Mojinos –“No había visto yo más gente en tós los días de mi vida”-, hay gente en todos los sitios y cuando digo gente me refiero a MUCHA gente, gente andando, gente corriendo, gente durmiendo en la calle, gente cantando mientras camina, gente comprando gente tocando en la calle y en el Metro y podría seguir pero no es cuestión ya que creo que ha quedado bastante claro.
El Metro es otra de las cosas que más me llamó la atención pero después de tan solo una semana creo que me he acostumbrado (aunque nunca salgo de casa sin el plano del Metro). Lo que no acabo de entender de la gente que viaja en Metro es cómo es posible que algunos sean capaces de leer mientras viajan en el Metro sin apoyarse en ningún lado, es como si tuvieran una especie de campo magnético a su alrededor que les hiciera mantener el equilibrio sin caerse. Después de todo este tiempo he llegado a la conclusión de que se llevan algo para leer en el Metro para tener algo sobre lo que fijar la mirada cuando viajan ya que cuando viajas en un Metro abarrotado se agradece tener algo a lo que mirar para evitar mirar a las 200 personas que compartís en mismo metro cuadrado. Esta teoría se basa en el hecho de que nunca, y cuando digo nunca quiero decir NUNCA, he viso a nadie pasar de página en el Metro. Pero el verdadero “momento Metro” lo viví el domingo cuando Pablo O vino a Madrid y me invitó a ir al Bernabeu, se sobreentiende que a ver un partido . Cuando iba en Metro de camino al Bernabeu éste iba más lleno que de costumbre pero cuando acabó el partido y cogí el Metro de vuelta a casa había muchísima gente (incluso para lo que es Madrid), casi la totalidad de las 90000 personas que se encontraban en el estadio se dirigieron hacia la estación de Metro Santiago Bernabeu. En ese momento daba igual que no conocieras el camino hacia la estación de Metro, tan solo debías dejarte llevar por la multitud ya que por momentos mis pies no tocaban el suelo. Si sobreviví a eso creo que ya no me puede pasar nada malo en el Metro.
En lo que respecta al trabajo mi horario es de 10 y pico de la mañana hasta las 19h, el pico depende de cuando llegue el bus de la empresa ya que éste nos recoge de Plaza Castilla a las 9:45 y dependiendo del tráfico llega a una hora u otra. En el trabajo aún no hago mucha cosa ya que durante esta semana aún me están enseñando en qué consiste mi trabajo, cuando lo tenga claro os explicaré qué es lo que hago así que paciencia.
Por cierto, los que queráis saber el porqué del nombre del blog echarle un vistazo a El club de la lucha.

Anuncios

0 Responses to “Tierra Cero”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: